en galegoen españolin english

FAEPAC - Fundación Axencia Enerxética Provincial da Coruña

La Agencia

Pescudar no sitio

Biomasa

La utilización de la biomasa como fuente de energía acompaña al hombre desde el principio de los tiempos, desde que el hombre aprendió a utilizar el fuego para su beneficio, consiste en el aprovechamiento de la materia procedente de la fotosíntesis vegetal, que a su vez es desencadenante de la cadena biológica. Las plantas, que contienen clorofila, transforman el dióxido de carbono y el agua en material orgánico de alto contenido energético mediante la fotosíntesis.

Este material puede ser posteriormente transformado en energía térmica, eléctrica o biocarburantes. La biomasa por su origen, se divide en animal y vegetal, siendo esta última la que más aplicaciones tiene hoy en día.

Las fuentes de obtención de biomasa, más sobresalientes, son las siguientes:

  • Residuos forestales: proceden de las intervenciones del hombre sobre los montes (podas, rozas, limpiezas, rareos)

  • Residuos agrícolas: pueden ser excedentes de paja de cereales, forrajes, residuos de podas de viñedos; o uno de los más usados, que es el hueso de las olivas

  • Residuos ganaderos: principalmente son los excrementos de animales de granja

  • Residuos industriales: son los remanentes de procesos industriales, pueden ser muy diversos, desde palets de madera y serraduras, hasta restos de pescado

  • Aguas residuales: en las depuradoras pueden concentrarse cantidades importantes de lodos y biogas, aprovechable para otros procesos

  • Residuos Sólidos Urbanos (RSU): En la provincia de A Coruña tenemos dos ejemplos de como se aprovecha este combustible, uno en la planta que SOGAMA tiene en Cerceda, y otro en la planta de RSU de Nostián, en A Coruña

  • Cultivos energéticos: son plantas cultivadas con el objeto de ser aprovechadas como biomasa transformable en biocombustible. Los más utilizados son la caña de azucar, algunos cereales (avena, trigo, cebada, maíz), el cardo, la remolacha de azucar, girasol, etc.
En otras latitudes, investigan con el uso de palmeras, o frutos como la jojoba.

Una vez obtenida la biomasa, su transformación en energía se puede hacer de muchas formas, las más comunes son las siguientes:
  1. Métodos termoquímicos, según sea el origen de la biomasa, se puede hacer por combustión, como se hace en las calderas de calefacción doméstica de leña, o en las plantas de biomasa como la que existe en Allariz (Ourense)

  1. Gasificación/Pirólisis: se aplícan temperaturas elevadas con pocas cantidades de oxígeno, liberando en el proceso monóxido e dióxido de carbono, hidrógeno y metano, también se puede obtener como residuo del proceso, carbón vegetal

  1. Métodos biológicos o químicos: se basan en la aplicación de microorganismos que contribuyen al proceso de degradación de la biomasa, obteniedo productos de alto contenido energético. Los que más se utilizan son los siguientes:
      • Fermentación alcohólica: en este proceso con diferentes fases de fermentación se transforma el carbono acumulado en las plantas, en alcohol segun el tipo de biomasa; estos procesos tienen un consumo energético que puede no cumplir con los parámetros renovables. De esta manera se consiguen los biocarburantes tales como bioetanol o biodiesel
      • Fermentación metánica, o digestión anaerobia: en este proceso, entran como parte activa, determinados microbios, que en ausencia de oxígeno generan gases como el metano y el dióxido de carbono. Este proceso se usa en las plantas de biodigestión de residuos urbanos, en las depuradoras de aguas residuales, y en la fermentación de residuos ganaderos.

Los combustibles que se obtienen con estos procesos tienen muchas ventajas medio ambientales. La emisión de azufre a la atmósfera con la combustión es escaso, no liberan partículas, y la producción de cenizas es reducido, y estas se pueden reutilizar como compost o abonos.

 



Utilidades

© FAEPAC - Fundación Axencia Enerxética Provincial da Coruña
Dirección: Casa da Enerxía, Rúa Alcalde José Vilaboy Pajón, s/n. 15320 As Pontes (A Coruña)
Teléfono (+34) 981 102 111 - Correo electrónico: info@faepac.org
Exención de responsabilidad: El contenido de este sitio sólo compromente a su autor y no refleja necesariamente la opinión de las Comunidades Europeas. La Comisión Europea no es responsable de la utilización que se pueda dar a la informacion que figura en el mismo. MÁS INFORMACIÓN